jueves, 25 de mayo de 2017

UN MASAJE EN PAREJA REDUCE EL ESTRÉS, SEGÚN UN ESTUDIO

«Los beneficios de recibir el masaje de un profesional están bien documentados, pero esta investigación muestra que se puede obtener un resultado similar si es tu pareja quien te lo da, incluso con poco entrenamiento previo y sin experiencia en dicha actividad». Son las palabras de Sayuri Naruse, investigadora principal de un estudio desarrollado junto al doctor Mark Moss, de la Universidad de Northumbria, en Reino Unido, y que se ha presentado recientemente en la Conferencia Anual de la Sociedad Británica de Psicología en Brighton.

La investigación señala que los beneficios de un masaje en pareja no solo alcanzan a quien lo recibe, sino que también llegan a quien lo ejecuta.


BENEFICIOS PARA AMBOS, DANDO O RECIBIENDO

Las conclusiones del estudio se han conocido después de que un total de 38 participantes completaran un curso de masaje de tres semanas, evaluando su bienestar a través de cuestionarios antes y después de sesiones de masaje sobre ocho áreas de bienestar físico y mental, estrés, superación y satisfacción de la relación.

El bienestar de las parejas, el estrés percibido y la superación resultaron influidos positivamente por el curso de masaje y ninguno de estos efectos disminuyó significativamente en un seguimiento tres semanas después del final del periodo de recogida de información.

Las parejas también encontraron que su bienestar físico y emocional había mejorado de forma importante después de terminar cada sesión de masaje. Esto resultaba igualmente evidente si el participante estaba dando o recibiendo el masaje.


RUTINA DIARIA PARA UNA PAREJA SANA

Sayuri Naruse afirma que «estos hallazgos demuestran que el masaje puede ser una manera simple y eficaz para que las parejas mejoren su bienestar físico y mental mientras muestran afecto el uno por el otro». Añade, además, que «los datos también sugieren que los efectos positivos de un curso de masaje corto pueden ser de larga duración, como se refleja en el 74 por ciento de la muestra que continuaban usando el masaje después de que el curso había terminado».

«El masaje es una intervención rentable y agradable no sólo para un entorno terapéutico, sino que se puede incorporar fácilmente en la rutina diaria de una pareja sana», concluyen los investigadores.

¿Te ha GUSTADO este post? Si tu respuesta es afirmativa, te agradecería que lo COMPARTIERAS, porque el conocimiento que no se comparte pierde su valor. Justamente debajo tienes los botones de las redes sociales. ¡GRACIAS!

No hay comentarios: